AÑO DE AFIRMACION HUMANA Y DIVINA

El Señor nos ha entregado este año un desafío y es la afirmación Divina y humana.
Nosotros podemos admirar la forma como Dios nos afirma con su amor y misericordia y ésta se traduce continuamente.

1 Pedro 2:9 "Mas vosotros sois linaje escogido, nación Santa, pueblo adquirido por Dios..."

Cuando leemos este texto, lo hacemos con nuestra frente en alto y el pecho erguido... ¡Qué maravillosas palabras de afirmación nos regala el Señor!
Él sabe que somos  pecadores, que fuimos destituidos de la gloria, pero aún así,  por gracia y amor pronuncia estas palabras. Y aún sabiendo quiénes somos dio su vida para rescatarnos de la muerte eterna.

Dios sabe la necesidad que tenemos como seres humanos de ser afirmados, reconocidos, honrados y animados y nosotros debemos aprender a hacerlo con nuestros semejantes.


Si nuestra boca no se abre, primero para afirmar a los miembros de la familia y compañeros, mucho menos debería abrirse para señalar defectos.


Hay un poder increíble en las Palabras de Afirmación. Dios nos dio una boca y una lengua para hablar las palabras milagrosas que pueden cambiar una vida.
Hay un poder en tus palabras, poder para construir o destruir. Mejor usemos las palabras que construyen a través de la afirmación.
Una nota en el espejo, en la almohada, una tarjeta, un correo electrónico, un simple mensaje escrito que llega en el momento oportuno, puede consolar y ser luz en la vida de una persona.
Es necesario dar palabras de ánimo a los miembros de nuestra familia, allegados y personas que estén a nuestro cargo, incluso en público. Eso es energía que llena y fortalece el alma.
También es de gran ánimo cuando estamos solos con la otra persona, decir palabras de afirmación   que fortalezcan la vida de esa persona.

Hay momentos en los que nuestra familia y seres queridos esperan que luego de un trabajo, una tarea realizada o una meta alcanzada, se pueda escuchar una afirmación. ¡Cuánto anima eso!
Lo contrario, quita las fuerzas emocionales y aún las físicas y espirituales.
Al escuchar algo que nos afirma, somos sorprendidos y esas sorpresas son combustible incomparable para nuestro corazón.
Esa afirmación también enciende la llama de creatividad y produce una alegría indiscutible.
Cada persona, padres, hijos, familia, hermanos en la iglesia, compañeros de trabajo, amigos, tienen algo que es digno de alabanza y de reconocimiento y debemos afirmarlo cada vez que tengamos la oportunidad.
Afirmar a las personas es algo que Dios quiere que practiquemos. Él nos da el ejemplo con sus palabras tiernas y amorosas. El Señor nos levanta, nos consuela y nos da nuevas oportunidades y eso mismo quiere que hagamos con nuestros semejantes

Efesios  2:10 "Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin que las pongamos en práctica.

APÓSTOL JULIANA GOMEZ

COMENTARIOS

Smithe910

Vie, 03 de Mar

I was suggested this blog by my cousin. I'm not sure whether this post is written by him as no one else know such detailed about my difficulty. You are wonderful! Thanks! egcdbddddaceeegd

Smithf788

Vie, 03 de Mar

I am no longer sure the place you're getting your info, but great topic. I needs to spend a while studying much more or understanding more. Thanks for wonderful info I was on the lookout for this info for my mission. gkegceedbbebgefe

Excelente palabra!

Jue, 02 de Mar

ecelier ramirez

Jue, 02 de Mar

gracias pastora por esta palabra ..porq se que mi familia esta esperando una palabra de afirmación que salga de parte mía pero aveces el temor el miedo que me da de predicarles la palabra no puedo pero se que hoy con este mensaje de parte de Dios voy a ser una mujer transformada que mi Dios me la bendiga y hay estaré el día 9 de marzo aprendiendo mas de parte de Dios le pido oracion

Ani Suarez McCausland

Sab, 25 de Feb

La afirmación a los cercanos y a los q amamos, se diferencia de la superflua adulación, en q ésta nace del reconocimiento, se da con corazón honesto y se manifiesta en el agradecimiento. Afirmar a otros para algunos no es facil, mas es imperativo, pues Dios quiere usarnos para comunicar aceptación, levantar al caído, gozarnos con el alegre, compartir con amor y multiplicar a manos llenas tanta bendición

Susana Saldarriaga

Vie, 24 de Feb

Si bien es cierto que como seres humanos necesitamos afirmación de nuestros semejantes y, aún más, de nuestros seres cercanos y amados, la afirmación que más me gusta escuchar es aquella escrita en Salmos 2:7 "Voy a anunciar la decisión del Señor: él me ha dicho: «Tú eres mi hijo; yo te he engendrado hoy" (DHH). Bendiciones de lo Alto.

Monica Bruzon

Vie, 24 de Feb

Edificante palabra. Asi es... necesitamos detenernos y empezar a afirmar a los nuestros y a los semejantes. La afirmacion bendice y levanta. Excelente palabra Pra. Juliana