Noticias



"La resurrección es muy grande para creerla fácilmente, pero fue una realidad innegable y es parte íntegra de la vida"
En el libro de Marcos nos dice que Jesús reprendió a sus discípulos por su incredulidad.
Marcos16:14
Incluso más tarde, se apareció a los once discípulos mientras comían juntos. Los reprendió por su obstinada incredulidad, porque se habían negado a creer a los que lo habían visto después de que resucitó.
La resurrección de Jesús sorprendió aún a los discípulos y más a los que no lo eran. La MUERTE de Jesús duró tres días pero su MISIÓN 33 años, 1.716 semanas, 12.045 días, su misión duro muchos años y el Padre SIEMPRE LO RESPALDÓ porque Él tenía en su interior al Espíritu Santo de Dios y AL FINAL su Padre le HIZO EL MILAGRO MÁS GRANDE.

Es más difícil ubicarnos y permanecer en sus propósitos, que conseguir los recursos que necesitas para realizarlos. Tu fe negativa, NO la uses en tu vida, no conviertas un vaso de agua en un diluvio. Más bien con tu fe positiva cambia tu lamento en danza y tu lloro en sonrisa y las circunstancias negativas huirán de ti, avergonzadas por tu actitud positiva. No te ofendas fácilmente, no te frustres si el hombre te falla. Dios te respaldará, Él si te puede cumplir a cabalidad y es tu complemento perfecto, Él es el único que te lleva a tu 100%.

Soy más de lo que pude llegar a hacer con mis recursos y mis fuerzas, Dios me ha llenado de plenitud y de realizaciones, Él ha hecho de mi vida un génesis y hoy puedo decir que ha sido bueno conmigo en gran manera. En tu corazón debes esperar más y más porque tus sueños no están muertos, sino dormidos; más de ÉL, como el mar es adornado por el resplandor de la luna y la belleza de las estrellas.

Cuando me preguntan ¿cómo van las cosas? pienso que estamos en una temporada divina, en la que su buena voluntad está soplando sobre nosotros como una agradable brisa de verano.
Hay muchos sueños que no se han realizado, pero, a lo último en cualquier momento podrá suceder, serán como una resurrección.

Ir "al más allá" no es solo ir al cielo para disfrutar de la sociedad superior. Ir al más allá, es entender que si el Espíritu de Dios está en ti, aunque vivas en la tierra, tú perteneces al reino de los cielos. Es enfrentarte a lo imposible y buscar el respaldo Divino en franca conversación, para poder ver su gloria y provisión en la tierra de los vivientes. Como Moisés venía con instrucciones y buenas nuevas después de hablar con Dios, así tu boca, será bendición para tus allegados.

Si tenemos el Espíritu de Dios, Él nos sorprende y nos patrocina, Jesús resucitó, pero después de 40 días subió a la sociedad superior, así es la resurrección.

Palabra profética
Salmos 63.3
Tu amor inagotable es mejor que la vida misma, ¡Cuánto te alabo!