Noticias



Cualquiera comienza bien pero no cualquiera termina bien. Lo más determinante no es empezar bien, tampoco es que te esté yendo bien ahora, lo más determinante es terminar bien. Ten en cuenta estos tres principios para terminar bien:

* Obediencia
* Constancia
* Gracia

Como haces para ejercitar estos principios:

* No cedas ante las mentiras de tu realidad y Aférrate al contexto de su verdad.
* No cedas ante la presión de la situación. Llénate de paciencia y constancia en medio de las pruebas. Aférrate a sus promesas creyendo que él te va a ayudar a atravesar hasta el otro lad.
* No cedas ante la opción más fácil: Escoge el camino recto, aunque sea angosto y aunque sea el más difícil. No negocies tus principios, Aférrate al poder de Dios porque El que te lo prometió abrirá la puerta.

Palabra Profética
Apocalipsis 3:7-8, 10-11
7 »Escribe al ángel de la iglesia de Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie puede cerrar, el que cierra y nadie puede abrir: 8 Conozco tus obras. Mira que delante de ti he dejado abierta una puerta que nadie puede cerrar. Ya sé que tus fuerzas son pocas, pero has obedecido mi palabra y no has renegado de mi nombre. 10 Ya que has guardado mi mandato de ser constante, yo por mi parte te guardaré de la hora de tentación, que vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a los que viven en la tierra.
11 Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona.