Noticias



Isaías 43:7 <br>
7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

Fuiste creado para la gloria de Dios. Ahora, para poder glorificarlo a Él, debes entender que tu verdadero valor, no está determinado por el valor que el hombre te da. ¡Tu verdadero valor está en que Él te creo, te salvo y te escogió!; esto es clave cuando se trata glorificarlo a Él en vez de presumir delante de Él.

¿Dónde está la diferencia? Cualquiera dice gloria a Dios una vez que obtiene la victoria, pero no cualquiera se la da realmente. Porque darle la gloria, más que estar determinado por lo que dices después de ganar la batalla, está determinado por cómo peleas la batalla, para Dios, más importante que el resultado, es como lo alcanzas; es por eso que la verdadera victoria no está, en que obtengas el resultado que deseas, sino que la obtengas de tal forma, que le puedas dar toda la gloria a Él.

Palabra Profética
1 Corintios 1:26-31 (RVR1960)
26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.