Noticias



Definimos Ánimo como:
* Capacidad humana de experimentar emociones y afectos, y de comprender.
* Fuerza o energía para hacer, resolver o emprender algo.

Por diversas razones podemos perder el ánimo para hacer las cosas, trabajar, servir al Señor, emprender proyectos y cumplir los propósitos que Dios tiene con nosotros este nuevo año. ¿Será que recibimos una noticia desalentadora? ¿Una discrepancia familiar o laboral? Un diagnóstico de salud que te sorprendió y te preocupó y quizás te derrumbaste momentáneamente. Son situaciones y circunstancias que nos hacen perder el ánimo y la fuerza para vivir.

Génesis 21:15-‬20 NTV
Cuando se acabó el agua, Agar puso al muchacho a la sombra de un arbusto. Entonces se alejó y se sentó sola a unos cien metros de distancia. Se echó a llorar y dijo: «No quiero ver morir al muchacho». Pero Dios escuchó llorar al muchacho, y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo: «Agar, ¿qué pasa? ¡No tengas miedo! Dios ha oído llorar al muchacho, allí tendido en el suelo. Ve a consolarlo, porque yo haré de su descendencia una gran nación». Entonces Dios abrió los ojos de Agar, y ella vio un pozo lleno de agua. Enseguida llenó su recipiente con agua y dio de beber al niño. El muchacho creció en el desierto, y Dios estaba con él. Llegó a ser un hábil arquero,

Principios para cobrar fuerzas y despertar nuestro ánimo.

1. Seca tus lágrimas y cree.
Dios es experto en consolarnos y lo hará mejor que nadie. Agar lloró desconsoladamente, había sido rechazada y despreciada por Sara pero fue consolada por Dios en el desierto.

2. Los planes de Dios siguen vigentes para ti.
Dios le recordó que haría de su hijo una gran nación.

3. Abre los ojos y mira la respuesta de Dios.
Verás pozos de felicidad y dicha en medio del desierto. Dios responderá a tu clamor. El respaldará siempre tu fe.

4. Bebe del manantial de aguas del Señor. Los ofrecimientos de Dios son incomparables.

5. Dios proveerá fuerzas de lo alto para ti.

Palabra profética
Isaías 40:27-31 (NTV)
27 Oh Jacob, ¿cómo puedes decir que el Señor no ve tus dificultades? Oh Israel, ¿cómo puedes decir que Dios no toma en cuenta tus derechos?
28 ¿Acaso nunca han oído? ¿Nunca han entendido? El Señor es el Dios eterno, el Creador de toda la tierra. Él nunca se debilita ni se cansa; nadie puede medir la profundidad de su entendimiento.
29 Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles. 30 Hasta los jóvenes se debilitan y se cansan, y los hombres jóvenes caen exhaustos.
31 En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán.