Noticias



Los planes y la gloria humanas son fugaces o efímeras pero Dios te dice que Sus planes no tienen fecha de caducidad ni se disipan con el tiempo.
Cuando mires tu presente con la misma alegría y expectativa que miras tu futuro es cuando estarás listo para una nueva etapa de bendición.
Dios quiere que aprendas a disfrutar lo que hoy tienes, Él quiere hacerte fructífero.

Para ser fructíferos necesitamos 4 grandes ingredientes:

1. Comunión.
2 Corintios 2:14
14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.
* El olor del conocimiento de Cristo; es en la medida que estés con el Señor, que intimes con Él, su voz será clara para tu alma.
Ahora, ¿a qué hueles? a la Presencia de Dios, el mejor perfume es el Espíritu Santo, ese aroma es más importante que cualquier perfume de la tierra.

2. Sinceridad.
2 Corintios 2:17
17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

*Si tú quieres tener una vida de trascendencia y fructífera debes vivir en la sinceridad de Dios, entendiendo que vives en Él y para Él.
Las relaciones que vivas en cada momento de tu vida, deben ser de parte de Dios, debes tener cuidado con los que te rodean porque pueden robar el aroma de tu vida.

3. Fruto.
2 Corintios 3:1-3
¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros?
2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;
3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.

* ¿Cuál es el fruto que estás dando? ¿Qué estás escribiendo en la vida de la gente que te rodea? Tu familia es la carta escrita no con letra, sino con el espíritu que manifiestas a los demás. Que tu fe sea una fe que inspire a los demás. Tu paz, tu confianza, tu alegría, tu fe y tu carácter entre otros, son elementos que Dios utiliza, para escribir la fe en el corazón de otras personas.

4. Dependencia.
2 Corintios 3:4-5
4 Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;
5 no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios,
“…nuestra competencia proviene de Dios” Eso se llama depender de Dios, la dependencia que tenemos en el Señor es la que necesitamos para ver milagros y testimonios para su gloria.

Palabra Profética
2 Corintios‬ 2:14-17‬ TLA‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬
“Doy gracias a Dios porque nos hace participar del triunfo de Cristo,
y porque nos permite anunciar por todas partes su mensaje, para que así todos lo reconozcan.
Anunciar la buena noticia es como ir dejando por todas partes el suave aroma de un perfume.
Y nosotros somos ese suave aroma que Cristo ofrece a Dios. Somos como un perfume que da vida a los que creen en Cristo...
¿Quién es capaz de cumplir con la tarea que Dios nos ha dejado?
... Dios es testigo de que trabajamos con sinceridad y honradez, porque Dios nos envió y porque estamos muy unidos a Cristo.” ‬