Noticias



En estos días he visto como mi hija está preparándose para obtener su licencia de conducción. Hace algunos años (cuando yo saqué mi licencia) recuerdo que fui al tránsito y page la licencia que quería tener (vehículo normal) recuerdo que fue un poco fácil, pero, ahora las cosas han cambiado, debes hacer el examen teórico y práctico.

Teórico: porque debe conocer no sólo las señales de tránsito, sino también un poco de ¿cómo funciona un vehículo? (algo básico en mecánica automotriz) al igual que algunas precauciones que debe tener (si hay una ambulancia, policía, si llueve, etc.) también debe conocer qué implicaciones legales asumiría si maneja bajo efectos de droga o alcohol.
Práctico: porque en un número de horas (20 horas) todo lo que aprendiste, debes ponerlo en práctica en la calle, allí es donde finalmente se experimenta todo lo aprendido.

Pasa casi de la misma manera cuando Dios nos enamora y nos transforma; Él, primero hace un trabajo en nuestro interior (mente y corazón) para que posteriormente nosotros con su gracia y poder, podamos manifestarla en otros.

Ahora, tienes licencia para manifestar su poder porque:

1. CUENTAS CON LA AYUDA DEL ESPÍRITU SANTO, TODO EL TIEMPO. (No estás solo, Él está contigo)
Así como en la práctica (para sacar la licencia) te ponen un instructor, para que en medio del aprendizaje puedas contar con Él, de la misma manera Jesús nos ha dejado el Espíritu Santo.
Jesús dijo: Yo me voy pero no los dejaré solos, enviaré al consolador (Espíritu Santo) Él estará con ustedes, los guiará, los fortalecerá. Puedes contar con Él!

2. ERES PORTADOR DE BUENAS NOTICIAS EN TODO TIEMPO. (En medio de las dificultades, declara victoria)
El poder de Dios solo se puede manifestar donde hay fe, y la fe solo es atraída por lo que tu boca declara y lo que tu corazón cree.
(Lo veré, lo alcanzaré, Dios lo hará, sé que llegará), Dios nos regaló la boca para llenarla de buenas noticias. Comparte la salvación a otros.

3. TIENES EL PODER Y LA GRACIA PARA TRANSFORMAR CUALQUIER SITUACIÓN. (Somos la sal y somos la luz)
Donde hay tristeza llega la alegría, donde hay derrota llega la victoria, donde hay luto nace una alabanza, donde faltan las fuerzas Dios nos llena de su poder.

Palabra Profética
Isaías 61:1-3 TLA
“El fiel servidor de Dios dijo: «El espíritu de Dios está sobre mí, porque Dios me eligió y me envió para dar buenas noticias a los pobres, para consolar a los afligidos, y para anunciarles a los prisioneros que pronto van a quedar en libertad. »Dios también me envió para anunciar: “Este es el tiempo que Dios eligió para darnos salvación, y para vengarse de nuestros enemigos”. »Dios también me envió para consolar a los tristes, para cambiar su derrota en victoria, y su tristeza en un canto de alabanza.
»Entonces los llamarán: “Robles victoriosos, plantados por Dios para manifestar su poder”.