Noticias



No estás donde estás por casualidad. Naciste en este tiempo, en este país, en esta ciudad, en esa familia y en esta iglesia a propósito y con un propósito.

Dios no te ha bendecido con un trabajo, con esa posición nueva, con esa situación de bendición solo para que lo disfrutes, sino que lo hizo Dios a propósito y con propósito.

Dios no ha permitido que pases por esas pruebas porque no te ama o porque no pueda o no quiera sacarte. El aún no ha respondido a propósito y con propósito.

Dios ha permitido todo esto, y aun el hecho de que estés aquí y ahora para que lo busques…

Y no solo para que lo busques, sino para que lo encuentres si lo buscas.

Porque Él no está bravo contigo, porque Él no se la está desquitando por lo que hiciste. Dos cosas debes saber en medio de esto: Él es bueno y Él te ama. Porque Él no está lejos, Él no se fue. ¡Él está cerca, Él está allí contigo, Él está aquí

Hechos 17:24-28 DHH
El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él, es Señor del cielo y de la tierra. No vive en templos construidos por los hombres ni necesita que nadie haga nada para él, pues él da a todos la vida, el aire y todo lo demás. “A partir de un solo hombre hizo él todas las naciones, para que vivan en toda la tierra; y les ha señalado el tiempo y el lugar en que deben vivir, para que busquen a Dios, y quizá, como a tientas, puedan encontrarle, aunque en verdad Dios no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en Dios vivimos, nos movemos y existimos; como también dijeron algunos de vuestros poetas: ‘Somos descendientes de Dios.