Eres Llamada a dar Buen Fruto.

¿Qué clase de fruto estás dando?

"Cuenta la historia que un anciano se dedicó en su vejez a cultivar árboles de mango, y un joven inquieto, por lo que este anciano hacía, le preguntó: ¿Por qué haces esto?... No te va alcanzar la vida para comer el fruto que darán estos árboles que plantas, a lo que el anciano le contestó: Durante toda mi vida he comido el fruto de árboles que otros han sembrado, y antes de morir quiero dejar árboles sembrados para que otros puedan comer y disfrutar del fruto de estos árboles, y así pueda ser un instrumento de bendición a otros."

 

Esta hermosa historia nos recuerda lo que la Palabra dice en Hechos 20:35

 "Hay más bendición en dar que en recibir”.

 

Así como este anciano sembraba árboles de mango para que otros pudieran comer de este delicioso fruto, nuestro corazón debe estar lleno del fruto del Espíritu para que los que están a nuestro alrededor puedan ser bendecidos y disfrutar del fruto que da nuestra vida.

Gálatas 5:22-23 (RVR1960)

"Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley."

Nueve virtudes que están descritas en esta cita  componen el fruto del Espíritu y  una de estas virtudes es la Bondad. Precisamente este año 2016, el Señor nos ha enfatizado a través del lema del seminario Transformadas, a reflejar Su bondad como parte de la nobleza humana. 

Somos hijas de un Padre  bondadoso por lo tanto:

La mujer que refleja la bondad divina se esforzará porque su vida fructifique. 

DESAFIÓ DE LA SEMANA:

Medita en Gálatas 5:22-23. Pídele ayuda al Espíritu Santo para que pueda arrancar de tu corazón todo fruto malo como la amargura, resentimiento, pleito, contienda, queja etc... Y desarrolle en ese lugar, frutos de amor, bondad, benignidad, mansedumbre...  para que puedas entregar e irradiar este fruto a los que están a tu lado.

Tengo que dar buen fruto en cada círculo de influencia al que pertenezco.

 

 

COMENTARIOS

ANI SUAREZ McCAUSLAND

Sab, 12 de Nov

Por nuestros frutos nos conocerán. No es parecer, ni aparecer. Es SER... Y es para Su gloria, no la nuestra. KatitzoByAni

Olga Díaz MArtínez

Dom, 24 de Jul

Con Cristo estoy juntamente crucificada; y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mi; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios el cual me amó y se entregó a si mismo por mi. Gálatas 2:20. Porque el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida Eterna. Ga. 6:8. No nos cansemos, pues, de hacer el bien. Ga 6:9- 10. Dios nos dio espíritu de Amor Poder y Dominio propio.

Monique

Dom, 24 de Jul

Si los frutos del espíritu están en tu corazón podrás reflejarlos , no sólo ser oídores si no también hacedores de la palabra.

Roxana Solano

Sab, 23 de Jul

El fruto nunca se come asi mismo , es por tal motivo que debemos generar buenos frutos para ser apetecibles de bendicion para otros.si un arbol de mango produce mango, si nos sometemos a Cristo , nos pareceremos mas a su caracter (fruto del espiritu.