REFLEJA SU BONDAD A TRAVÉS DE LA COMPASIÓN Y LA TOLERANCIA

Mateo 9:36
"Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor"


La bondad y la compasión son atributos que provienen de Dios. La expresión es que Él vio a la humanidad "como ovejas que no tenían pastor" y decide entregar su vida por ellas.

En este tiempo, siguen las multitudes sin hallar un Pastor que los guíe y defienda, muy a pesar de que Jesús es nuestro buen Pastor y que la humanidad necesita de Su compasión.

La compasión es una palabra que integra la pasión, por tanto, no puede haber compasión, sino hay pasión por el Señor y no puede existir pasión, si en ti no hay amor, que es el eje que motiva los demás valores morales.

La compasión nace en lo más profundo de las entrañas y te mueve a actuar. No es simplemente un sentimiento pasivo, sino uno que te lleva a la acción. Es decir, que
cuando la Biblia dice que Jesús se movía en compasión, es que se le movían las entrañas, había un dolor en lo más profundo de su ser y por esa compasión Jesús sanaba, libertaba y enseñaba Y fue esa misma compasión, la que le llevó a dar Su vida por la humanidad, para entregarle la tan preciada salvación.

Esto nos lleva a concluir que la compasión es un ingrediente sumamente importante para la obra del Señor.

En este tiempo para hacer la obra del Señor, es necesaria la compasión, que va de la mano con la bondad y que a su vez, no puede existir sino hay amor.

Nadie puede decir que es compasivo si no tiene amor hacia su prójimo, si no se mueve en compasión y no es tolerante con los demás. Por lo tanto, si no eres compasiva ni tolerante, difícilmente podrías reflejar la bondad, ya que la compasión te debe mover a resolver. Siempre que Jesús tuvo compasión, hizo algo al respecto.

La mayor responsabilidad de una mujer que quiere reflejar la bondad de Dios, es rendir su corazón a Él, clamar y apelar a su misericordia y pedirle que le de compasión por esta nación y por quienes están a nuestro alrededor.

Una mujer que refleja Su bondad, es una mujer que se centra en Dios y en su poder para resolver, ve la posibilidad de un milagro, dignifica y exalta el potencial que se halla en los demás.

Hoy te traigo unas recomendaciones:

- Miremos y amemos a los demás como Jesús los ve. El Espíritu Santo te ayudará a lograrlo.
- Mírales como Él los miró, solos y perdidos y sin medicina para su corazón.


Recuerda que Él nos dijo dad de gracia lo que por gracia habéis recibido.

DESAFÍO DE LA SEMANA:

La Palabra nos instruye a ser imitadores de Cristo, y al imitar su esencia, nos ayudará a tener compasión por los perdidos.

Ten como meta en este fin de año poner en práctica tu compasión con una o más personas y podrás experimentar la compasión que Jesús sintió cuando nos vio como ovejas sin pastor y decidió entregar Su vida para que tú y yo podamos ser salvas hoy.

Mujer: refleja Su bondad mediante la compasión.

Dra. Ester Molinares Delgado

COMENTARIOS

ANI SUAREZ McCAUSLAND

Lun, 28 de Nov

Ayúdanos Tú, Jesús, a tomar la decisión de llenarnos de la valentía que nos da tu Espíritu Santo, para salirnos fuera de nuestra zona de comodidad de suficiencia, egoísmo e indiferencia; sólo así comenzaremos a ver y a andar de Tu mano por el camino de la compasión y hacia la misericordia. KatitzoByAni