Antes de actuar, escucha