Dando a luz el favor de Dios