ALABANZA, FUENTE DE FORTALEZA