Palabra Profetica


Martes, 25 de Julio

Rhemas Alex Campos


AFERRADO A LO IMPOSIBLE


Juan 11:40 
40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Sueña en grande y conocerás a un Dios grande!!

CREER.

Es pues, la fe la certeza (confianza, seguridad) de lo que se espera, la convicción (evidencia, garantía) de lo que no se ve.
 Hebreos 11:1

LA GLORIA DE DIOS

El término hebreo para gloria es “KABOD” que significa peso, importancia, resplandor. 

¿POR QUÉ AFERRARNOS A LO IMPOSIBLE? PARA SER LLAMADOS HOMBRES DE FE

1. Toma la decisión de creer. 

2 Tesalonicenses 3:22 
Oren además para que seamos librados de personas perversas y malvadas, porque no todos tienen fe

2. Cree en que Dios es el Señor de lo imposible, y que algo glorioso tiene para mí. 

Romanos 4.20-24 NTV
20 Abraham siempre creyó la promesa de Dios sin vacilar. De hecho, su fe se fortaleció aún más y así le dio gloria a Dios. 21 Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete. 22 Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo. 

3. La fe es puesta a prueba. 

Mateo 8.23-26
Luego Jesús entró en la barca y comenzó a cruzar el lago con sus discípulos. 
24 De repente, se desató sobre el lago una fuerte tormenta, con olas que entraban en el barco; pero Jesús dormía. 25 Los discípulos fueron a despertarlo: Señor, ¡sálvanos! ¡Nos vamos a ahogar! gritaron. 26 ¿Por qué tienen miedo? preguntó Jesús. ¡Tienen tan poca fe!

TU FE DEBE AVANZAR HACIA AQUELLO QUE NO PUEDES ENTENDER. 

4. La fe debe ser insistente.

Lucas 18.35-43 
Al acercarse Jesús a Jericó, un mendigo ciego estaba sentado junto al camino. 
36 Cuando oyó el ruido de la multitud que pasaba, preguntó qué sucedía. 
37 Le dijeron que Jesús de Nazaret, pasaba por allí. 38 Entonces comenzó a gritar: «¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!». 39 «¡Cállate!», le gritaba la gente que estaba más adelante. Sin embargo, él gritó aún más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!». 40 Cuando Jesús lo oyó, se detuvo y ordenó que le trajeran al hombre. Al acercarse el ciego, Jesús le preguntó: 41 ¿Qué quieres que haga por ti? Señor le dijo, ¡quiero ver! 
42 Jesús le dijo: Bien, recibe la vista. Tu fe te ha sanado. 43 Al instante el hombre pudo ver y siguió a Jesús mientras alababa a Dios. Y todos los que lo vieron también alabaron a Dios.

Lucas 18.37. 
Este hombre sano un ciego. ¿acaso no podía impedir que lázaro muriera?

5. La fe capta la atención de Dios y su poder es Activado. 
Lucas 8 43-48
43 Había entre la gente una mujer que hacía doce años padecía de hemorragias, sin que nadie pudiera sanarla. 44 Ella se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, y al instante cesó su hemorragia. 45 ¿Quién me ha tocado? preguntó Jesús. Como todos negaban haberlo tocado, Pedro le dijo: Maestro, son multitudes las que te aprietan y te oprimen. 46 No, alguien me ha tocado replicó Jesús; yo sé que de mí ha salido poder. 
47 La mujer, al ver que no podía pasar inadvertida, se acercó temblando y se arrojó a sus pies. En presencia de toda la gente, contó por qué lo había tocado y cómo había sido sanada al instante. 48 Hija, tu fe te ha sanado le dijo Jesús. Vete en paz

6. El creer nos hace sonreír a Dios. 

Hebreos 16:11
  En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.

7. Cuando creemos, podemos ver a Dios, podemos ver su Gloria en la magnitud de sus atributos.

1. Que le enseñara el camino. 

Éxodo 33:13
13 Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo. 

2. Se asegura que la Presencia de Dios fuera con él y con el pueblo. 

Éxodo 33:15
15 Entonces Moisés dijo: Si tú mismo no vienes con nosotros, no nos hagas salir de este lugar. 16 ¿Cómo se sabrá que me miras con agrado a mí y a tu pueblo si no vienes con nosotros? Pues tu presencia con nosotros es la que nos separa a tu pueblo y a mí de todos los demás pueblos de la tierra. 

3. Que le mostrara su gloria. 

Éxodo 33:18
18 Moisés respondió: Te suplico que me muestres tu gloriosa presencia 

Hechos 1.8 
Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablaran a la gente acerca de mí en todas partes.