Palabra Profetica


Domingo, 16 de Septiembre

Rhemas Ap. Rafael Gómez D’Sola


EL PAN DE VIDA


Un país es más que sus leyes, geografía, su infraestructura y sus bancos. La riqueza y el desarrollo de un país, se mide por su gente, por su dependencia de Dios, por el esfuerzo continuo, por la capacidad individual y por el ánimo para emprender proyectos colectivos. No es saludable que nos conformemos con el mal ejemplo de la polarización de la izquierda y la derecha que son el resultado de las campañas políticas y las contiendas sociales. “Tenemos que superar esa dicotomía social que nos separa y nos debilita" RGD.

Dice un experto: "Un colombiano es más inteligente que un japonés, pero, dos japoneses son más productivos que dos colombianos". La solución social para lograr una mayor sintonía entre las costumbres y las leyes y cimentar el progreso. Primero, tenemos que mejorar en un mayor acceso de la educación a todas las clases sociales y segundo, promover el crecimiento de la clase media a través de un sistema económico más igualitario.
En Colombia la clase media ha crecido en los últimos años y ha llegado a representar el 30.9 % de los colombianos. La solución social para el desarrollo es una ciencia muy antigua pero la solución individual es más todavía y la trajo el Señor, cuando el estado no ofrecía ninguna garantía.

Nosotros no somos dependientes del estado, dependemos de un Ente Superior que nos hace más que ganadores por el poder individual que sacamos de Aquel que en nosotros la buena obra empezó.
Queremos hacer uso de la divinidad para enfrentar la vida, con sus riesgos y vicisitudes que hay en la tierra de los vivientes.

La santidad es absoluta cuando la ostenta Dios, Él es el Santo en que confiaron los antiguos y Él es el único del que brota poder que yo necesito y en el que confío hoy. Un encuentro con Jesús cambia tu corazón y tus circunstancias.

El Señor nos dejó un ejemplo de amor, al multiplicar los panes y los peces para alimentar a 5.000; y de amistad al alcanzar a los discípulos caminando sobre las aguas, para salvarlos de una tempestad.


Juan 6.3-11

3 Entonces Jesús subió a una colina y se sentó allí rodeado de sus discípulos.
4 (Ya era casi el tiempo de la celebración de la Pascua judía). 5 Enseguida Jesús vio que una gran multitud venía a su encuentro. Dirigiéndose a Felipe, le preguntó: —¿Dónde podemos comprar pan para alimentar a toda esta gente?
6 Lo estaba poniendo a prueba, porque Jesús ya sabía lo que iba a hacer.
7 Felipe contestó: —¡Aunque trabajáramos meses enteros, no tendríamos el dinero suficiente para alimentar a toda esta gente! 8 Entonces habló Andrés, el hermano de Simón Pedro: 9 «Aquí hay un muchachito que tiene cinco panes de cebada y dos pescados. ¿Pero de qué sirven ante esta enorme multitud?». 10 Jesús dijo: «Díganles a todos que se sienten». Así que todos se sentaron sobre la hierba, en las laderas. (Solo contando a los hombres sumaban alrededor de cinco mil).
11 Luego Jesús tomó los panes, dio gracias a Dios y los distribuyó entre la gente. Después hizo lo mismo con los pescados. Y todos comieron cuanto quisieron.

Juan 6.16-21
Jesús camina sobre el agua
16 Al atardecer, los discípulos de Jesús bajaron a la orilla del lago para esperarlo;
17 pero al ver que caía la noche y que Jesús aún no había vuelto, subieron a la barca y comenzaron a cruzar el lago rumbo a Capernaúm.
18 Poco después, se levantó un viento fuerte sobre ellos y el mar se agitó mucho.
19 Habían remado unos cinco o seis kilómetros cuando de pronto vieron a Jesús caminando sobre el agua en dirección a la barca. Estaban aterrados,
20 Pero él exclamó: «No tengan miedo, ¡yo estoy aquí!». 21 Entonces lo recibieron con entusiasmo en la barca, ¡y enseguida llegaron a su destino!

Después ¡El Señor Jesús nos reveló su secreto!, lo leemos en el libro de Juan.
Juan 6.35
35 Jesús les respondió: —Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca volverá a tener hambre; el que cree en mí no tendrá sed jamás.

Hay un PAN DE VIDA que "el Señor Jesucristo quiere entregártelo a ti", para que lo disfrutes y para que lo distribuyas a tus allegados: "Fe no es tener un plan ni una necesidad, fe es hablar primero con Él sobre temas específicos, y recibir ese poder sobrenatural, para avanzar en la vida y para resolver todo tipo de conflictos". RGD "Aquel que la buena obra empezó, será fiel en completarla".