Palabra Profetica


Domingo, 14 de Enero

Rhemas Ap. Rafael Gómez D’Sola


UNA FE QUE ASOMBRE


Oración:
Gracias a Dios por la vida, porque en ella seremos protegidos y bendecidos por Él, nuestro Padre celestial y terrenal. Gracias Dios, por permitirnos existir en la tierra todos estos años y por darnos el privilegio de ingresar al 2018.


Fe al 100% es creer lo mejor hasta que suceda y no creer lo peor hasta que no pase.

Tenemos que escaparnos de los vaticinios y pronósticos de los profetas del desastre y de los irrespetuosos a la autoridad y vestirnos con el gigante de una fe que asombre.

Esta nos puede desatar de cualquier nudo mental de miedos o maldad y así enfrentaremos al mundo con el Espíritu de Dios que tiene la fuerza para cambiar el mal por bien.

"Es preferible tener la destreza de vivir de ilusiones que ser experto en vivir de los temores". Vamos a ostentar una fe que al brotar de nuestra alma, asombre respetuosamente y así cambiar, la actitud de nuestros allegados para traerlos, por medio del Espíritu que vive en nosotros, al paraíso del reino. Nos hemos acercado al Rey de los presidentes y poderosos de este mundo y podemos confiar en la fe que nos dio de herencia, al morir en la cruz.

Analicemos este pasaje de la Biblia donde nos muestra una fe asombrosa.

Mateo 8:5-10 (NTV)
5 Cuando Jesús regresó a Capernaúm, un oficial romano se le acercó y le rogó: 6 —Señor, mi joven siervo está en cama, paralizado y con terribles dolores. 7 —Iré a sanarlo —dijo Jesús.

8 —Señor —dijo el oficial—, no soy digno de que entres en mi casa. Tan solo pronuncia la palabra desde donde estás y mi siervo se sanará. 9 Lo sé porque estoy bajo la autoridad de mis oficiales superiores y tengo autoridad sobre mis soldados. Solo tengo que decir: “Vayan”, y ellos van, o: “Vengan”, y ellos vienen. Y si les digo a mis esclavos: “Hagan esto”, lo hacen.
10 Al oírlo, Jesús quedó asombrado. Se dirigió a los que lo seguían y dijo: «Les digo la verdad, ¡no he visto una fe como esta en todo Israel!

Este tipo de fe no corre el riesgo de esperar una acción posterior, sino que da por un hecho que el poder de Dios, no tiene límites geográficos sino es omnipresente y todopoderosa.

La serie de las doce madrugadas y la jornada de la vuelta a la ciudad, originaron una lluvia espiritual que se transformó en ríos y en lagunas, que harán que nuestra ciudad y todos nosotros seamos buena tierra, este año vamos a fructificar para Dios y para el hombre.

Toda entrega de tiempo y dinero espiritual tiene su recompensa, cuando vas a la iglesia es tiempo espiritual, cuando das tu ofrenda es dinero espiritual. Hay días que sería peligroso bajarse de la cama sin ponerse en manos de Dios, pero si Dios está a nuestro favor los que se pongan en tu contra fracasaran. "Te declaro zona de milagros".

El problema en el desierto no es la tierra, es la falta de lluvias y de ríos, la bendición está en el agua, así en tu vida, la bendición te llega si le pides al Espíritu de Dios que te riegue como una nube y que te llene de nuevos ánimos.
No sufras por el mal ni por el bien ajeno, se una respuesta o un ánimo para tu prójimo y veras la gloria de Dios en tu vida.

Concéntrate en Jesús y en ti mismo y tendrás éxito en todo lo que emprendas, no somos perfectos pero tenemos un Dios que nos hace acompañamiento para dar lo mejor de nosotros, día a día.

Antes de recibir a Jesucristo en mi corazón sufría de miopía de amor y de corazón estrecho, cuando mi amor se tornó extendido, me comencé a sentir mejor con los que me rodeaban y el nivel de fortaleza emocional se estabilizó. Yo creo en la gente si ellos creen en Dios, porque sé que algo milagroso el Señor hará por ellos.

Cuando entendí que si me convertía en amigo de Dios sus planes conmigo eran tan grandes que necesitaba gente cercana para poder cumplir con sus propósitos de iniciativa divina. Por eso sí Dios tiene contigo una buena actitud, lo menos que puedes hacer es corresponderle teniendo tú el mismo sentir con los que te rodean.

Debemos respetar los límites sociales e individuales de nuestros allegados y asociados, ese es una atribución que solo le pertenece a Dios.

Lo peores consejeros son los sentimientos cuando estos se oponen a los planes de expansión.
El atractivo más grande que tienes, es tu fe en Dios!

"La paz más importante es la civil, quiero que Dios me muestre quienes son mis enemigos para poder orar por ellos".
La paz verdadera no la da el mundo, solo Dios, tiene ese tesoro disponible para los que lo aman.
Y los hijos de Dios también podemos ser productores de paz para la gente que nos rodea con palabras y acciones que lleven un mensaje de esperanza y alegría para nuestro prójimo; un espíritu afable y entusiasta, es más precioso que el oro y la plata y de gran estima para el hombre y para Dios.
Produzcamos frutos como nos enseña el evangelio de Juan Juan 15:16-17
16 Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes. Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos, así el Padre les dará todo lo que pidan en mi nombre. 17 Este es mi mandato: ámense unos a otros.
Un cambio de año presupone el desafío de cambiar:
*El odio por amor
*Temor por la fe
*Amargura por dulzura
*Enemistad por benevolencia y gentileza
*Libertinaje por el dominio propio
*Prepotencia por la humildad
*Ansiedad por la paciencia.
2018, Año de la Fe al 100%