Próxima transmisión en vivo: Domingo 07:00 AM
Julio 30 | Día 128

El Espíritu Santo da testimonio de Jesús en nosotros a través de la obediencia.

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Si acepto el RETO HECHOS escoja la opción que le corresponda.

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es Iphone y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es Androide y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv


O si usted tiene la aplicación ENTRE AQUÍ y únase a la clase.



El Espíritu Santo da testimonio de Jesús en nosotros a través de la obediencia.


Hechos 5:29-42 (RV’60)

29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.

31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

33 Ellos, oyendo esto, se enfurecían y querían matarlos.

34 Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles,

35 y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres.

36 Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada.

37 Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados.

38 Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá;

39 mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.

40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad.

41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.

42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.



Hechos 5:29-42 (NTV)

29 Pero Pedro y los apóstoles respondieron:

—Nosotros tenemos que obedecer a Dios antes que a cualquier autoridad humana. 

30 El Dios de nuestros antepasados levantó a Jesús de los muertos después de que ustedes lo mataron colgándolo en una cruz.

31 Luego Dios lo puso en el lugar de honor, a su derecha, como Príncipe y Salvador. Lo hizo para que el pueblo de Israel se arrepintiera de sus pecados y fuera perdonado. 

32 Nosotros somos testigos de estas cosas y también lo es el Espíritu Santo, dado por Dios a todos los que lo obedecen.

33 Al oír esto, el Concilio Supremo se enfureció y decidió matarlos; 

34 pero uno de los miembros, un fariseo llamado Gamaliel, experto en la ley religiosa y respetado por toda la gente, se puso de pie y ordenó que sacaran de la sala del Concilio a los apóstoles por un momento. 

35 Entonces les dijo a sus colegas: «Hombres de Israel, ¡tengan cuidado con lo que piensan hacerles a estos hombres! 

36 Hace algún tiempo, hubo un tal Teudas, quien fingía ser alguien importante. Unas cuatrocientas personas se le unieron, pero a él lo mataron y todos sus seguidores se fueron cada cual por su camino. Todo el movimiento se redujo a nada. 

37 Después de él, en el tiempo en que se llevó a cabo el censo, apareció un tal Judas de Galilea. Logró que gente lo siguiera, pero a él también lo mataron, y todos sus seguidores se dispersaron.

38 »Así que mi consejo es que dejen a esos hombres en paz. Póngalos en libertad. Si ellos están planeando y actuando por sí solos, pronto su movimiento caerá; 

39 pero si es de Dios, ustedes no podrán detenerlos. ¡Tal vez hasta se encuentren peleando contra Dios!».

40 Los otros miembros aceptaron su consejo. Llamaron a los apóstoles y mandaron que los azotarán. Luego les ordenaron que nunca más hablaran en el nombre de Jesús y los pusieron en libertad.

41 Los apóstoles salieron del Concilio Supremo con alegría, porque Dios los había considerado dignos de sufrir deshonra por el nombre de Jesús. 

42 Y cada día, en el templo y casa por casa, seguían enseñando y predicando este mensaje: «Jesús es el Mesías».


_____________________________

Comentario


Los discípulos de Jesús estaban en la puerta del templo, compartiendo la Palabra y en medio de su predicación, la junta suprema del Sanedrín los mandó arrestar y pidieron que los llevaran delante de ellos para exigirles que dejaran de predicar y enseñar sobre la muerte y resurrección de Jesús, el Sanedrín era la suprema autoridad en el ámbito religioso, este grupo de personas trató de detener la extensión del Evangelio de Cristo, queriendo acabar con las vidas de los Apóstoles, pero en medio de esa situación adversa, los discípulos envés de callar y amedrentarse, se levantaron con autoridad y denuedo ante la propia corte, diciendo que la voz de Dios nadie puede callarla y que ellos estaban dispuesto si era necesario entregar sus vidas, v.29“ Nosotros primero obedecemos a Dios, y después a los hombres”. 

No se trata de ir en contra de toda autoridad terrenal, ni en conflicto con el mundo, pero cada vez que tengamos que alinearnos con Dios, seguramente tendremos que decirles no a las cosas del mundo Lc.6:22-23. Pero en medio de esa situación aparentemente contraria a lo que estaban haciendo surgieron factores que marcaron sus vidas y seguramente de todo aquel que practique el principio de a la obediencia.

1. v.29 “Nosotros primero obedecemos a Dios, y después a los hombres” Autoridad y denuedo en todo lo que hagas

2. v.30-31 Poder en la predicación, por el Espíritu Santo para que las almas se conviertan a Cristo 

3. v.32 Respaldo y protección del Espíritu Santo en todo lo que emprendamos Él nos dará siempre de que hablar y estrategias de cómo hacerlo

4. v.39 Si los planes de Dios son eternos, los propósitos con cada uno de nosotros se cumplirán y nadie podrá detenerlos

5. v.41 el poder del Espíritu Santo en ti hará que nada ni nadie, pueda callarte para que anuncies las buenas nuevas, con gozo y alegría.

Cuando estamos seguros y confiados en quien hemos creído, aun pasando por procesos o momentos duros de nuestra vida, no se deberá a que algo malo estamos haciendo, sino a que Dios nos considera dignos de padecer afrenta por causa de su Nombre (Ro. 8:28).

El enemigo está atento a entorpecer nuestra labor, tratando de quitarnos nuestro gozo y paz, aun nos podrían ridiculizar, calumniar, (1 P.5:8) pero ¿Qué tanto estamos decididos a sufrir por el privilegio de anunciar el Evangelio a otros (1 Cor.9:16)? 

Los discípulos de Jesús eran perseguidos, por anunciar públicamente el Evangelio, pero eso no los desmotivaba, seguían adelante, venciendo temores, miedos y muchas veces la muerte, siempre encontraban un lugar para reunirse y compartir la Palabra, superando cada obstáculo. ¿Hoy de alguna manera lo tenemos todo, el Espíritu Santo se derramó, así como lo prometió el Señor Jesús (Ef.1:13) ¿Qué más necesitamos para hablar de su obra salvífica?

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

Devocionales

Apoya CBI en Casa

Dios puede obrar extraordinariamente a través de tu generosidad.

Donaciones en línea

Contribuye a seguir extendiendo el evangelio.
De manera sencilla y segura puedes donar en línea.

Otras maneras de dar

01.

Transferencias
Bancarias

A nombre de: IGLESIA CENTRO BÍBLICO INTERNACIONAL– NIT: 900005872-3
Av Villa Cta. Ahorros: 80608383-8
Occidente Cta. Corriente: 80056499-9
Occidente Cta. Ahorros: 80091177-8
Bancolombia Cta. Corriente: 48779996634
Davivienda Cta. Ahorros: 640160493-2

02.

Donación
Presencial

Puedes acercarte directamente a las instalaciones de la iglesia, todos los días de lunes a sábado, 9 am – 5 pm (efectivo o datáfono)

03.

Solicitar
un mensajero

Puedes llamarnos y solicitar un domicilio, que llegará a la puerta de tu casa, escribiéndonos a whatsapp 3012858302 o 3045544313

Suscríbete

¡No te pierdas nuestras novedades!! Puedes recibir de manera automática un correo electrónico y estar enterado de nuestros próximos eventos y actividades.

* No compartimos su información personal con nadie. Mira nuestras Politicas de privacidad para mas información.