Próxima transmisión en vivo: Domingo 07:00 AM
Septiembre 15 | Día 175

Pablo anuncia su ciudadanía romana.

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Si acepto el RETO HECHOS escoja la opción que le corresponda.

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es IPhone y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es Android y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv


O si usted tiene la aplicación ENTRE AQUÍ y únase a la clase.



 

Pablo anuncia su ciudadanía romana.

 

Hechos 22:22-29 (RV’60)

22 Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a tal hombre, porque no conviene que viva.

23 Y como ellos gritaban y arrojaban sus ropas y lanzaban polvo al aire,

24 mandó el tribuno que le metiesen en la fortaleza, y ordenó que fuese examinado con azotes, para saber por qué causa clamaban así contra él.

25 Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado?

26 Cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano.

27 Vino el tribuno y le dijo: Dime, ¿eres tú ciudadano romano? Él dijo: Sí.

28 Respondió el tribuno: Yo con una gran suma adquirí esta ciudadanía. Entonces Pablo dijo: Pero yo lo soy de nacimiento.

29 Así que, luego se apartaron de él los que le iban a dar tormento; y aun el tribuno, al saber que era ciudadano romano, también tuvo temor por haberle atado.

 

 

Hechos 22:22-29 (NTV)

22 La multitud escuchó hasta que Pablo dijo esta palabra. Entonces todos comenzaron a gritar: «¡Llévense a ese tipo! ¡No es digno de vivir!». 23 Gritaron, arrojaron sus abrigos y lanzaron puñados de polvo al aire.

Pablo revela su ciudadanía romana

24 El comandante llevó a Pablo adentro y ordenó que lo azotaran con látigos para hacerlo confesar su delito. Quería averiguar por qué la multitud se había enfurecido. 

25 Cuando ataron a Pablo para azotarlo, Pablo le preguntó al oficial que estaba allí:

—¿Es legal que azoten a un ciudadano romano que todavía no ha sido juzgado?

26 Cuando el oficial oyó esto, fue al comandante y le preguntó: «¿Qué está haciendo? ¡Este hombre es un ciudadano romano!».

27 Entonces el comandante se acercó a Pablo y le preguntó:

—Dime, ¿eres ciudadano romano?

—Sí, por supuesto que lo soy —respondió Pablo.

28 —Yo también lo soy —dijo el comandante entre dientes—, ¡y me costó mucho dinero!

Pablo respondió:

—¡Pero yo soy ciudadano de nacimiento!

29 Los soldados que estaban a punto de interrogar a Pablo se retiraron velozmente cuando se enteraron de que era ciudadano romano, y el comandante quedó asustado porque había ordenado que lo amarraran y lo azotaran.

 

 

___________________________

 

COMENTARIOS

 

La multitud estaba indignada ante la sola mención que la salvación de Dios pudiera ser dada gratuitamente a los gentiles. Ellos no tenían problema con que se predicara de Jesús, pero la idea de salvación para los gentiles implicaba que judíos y gentiles eran iguales ante Dios y esto no lo podían tolerar. En su mente los judíos eran superiores y el único pueblo merecedor de salvación. Pero ¿quiénes somos nosotros para determinar quién merece salvación y quién condenación?

 

El comandante estaba sorprendido por los disturbios y ordenó que se azotara y cuestionara a Pablo para conocer la verdad. Esta práctica era muy común en la época, pero únicamente con personas que no fueran ciudadanos romanos; resultaba ilegal hacerle esto a un ciudadano.

 

El comandante no se esperaba que Pablo fuera ciudadano romano, probablemente por la paliza que había recibido y el estado en el que se encontraba. No creía que alguien así pudiera llegar a comprar la ciudadanía, pero Pablo le revela que es ciudadano de nacimiento. Ahora, era muy raro encontrar un judío tan educado, inteligente, devoto que a la vez fuera ciudadano romano de nacimiento. Pero sabemos que Dios usó el trasfondo de Pablo de una manera especial para su Reino, así como también usará tu trasfondo para su Gloria.

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

Devocionales

Apoya CBI en Casa

Dios puede obrar extraordinariamente a través de tu generosidad.

Donaciones en línea

Contribuye a seguir extendiendo el evangelio.
De manera sencilla y segura puedes donar en línea.

Otras maneras de dar

01.

Transferencias
Bancarias

A nombre de: IGLESIA CENTRO BÍBLICO INTERNACIONAL– NIT: 900005872-3
Av Villa Cta. Ahorros: 80608383-8
Occidente Cta. Corriente: 80056499-9
Occidente Cta. Ahorros: 80091177-8
Bancolombia Cta. Corriente: 48779996634
Davivienda Cta. Ahorros: 640160493-2

02.

Donación
Presencial

Puedes acercarte directamente a las instalaciones de la iglesia, todos los días de lunes a sábado, 9 am – 5 pm (efectivo o datáfono)

03.

Solicitar
un mensajero

Puedes llamarnos y solicitar un domicilio, que llegará a la puerta de tu casa, escribiéndonos a whatsapp 3012858302 o 3045544313

Suscríbete

¡No te pierdas nuestras novedades!! Puedes recibir de manera automática un correo electrónico y estar enterado de nuestros próximos eventos y actividades.

* No compartimos su información personal con nadie. Mira nuestras Politicas de privacidad para mas información.