Próxima transmisión en vivo: Domingo 07:00 AM
Septiembre 16 | Día 176

Somos comisionados por el Espíritu Santo

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Si acepto el RETO HECHOS escoja la opción que le corresponda.

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es IPhone y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv

 

Haga CLICK AQUÍ si su celular es Android y descargue la aplicación. El código de la clase es fhh5pcv


O si usted tiene la aplicación ENTRE AQUÍ y únase a la clase.


____________________________________________________


Somos comisionados por el Espíritu Santo

 

Hechos 22:30- 23:1-11 (RV’60)

30 Al día siguiente, queriendo saber de cierto la causa por la cual le acusaban los judíos, le soltó de las cadenas, y mandó venir a los principales sacerdotes y a todo el concilio, y sacando a Pablo, le presentó ante ellos.

 Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el día de hoy.

El sumo sacerdote Ananías ordenó entonces a los que estaban junto a él, que le golpeasen en la boca.

Entonces Pablo le dijo: !!Dios te golpeará a ti, pared blanqueada! ¿Estás tú sentado para juzgarme conforme a la ley, y quebrantando la ley me mandas golpear?

Los que estaban presentes dijeron: ¿Al sumo sacerdote de Dios injurias?

Pablo dijo: No sabía, hermanos, que era el sumo sacerdote; pues escrito está: No maldecirás a un príncipe de tu pueblo.

Entonces Pablo, notando que una parte era de saduceos y otra de fariseos, alzó la voz en el concilio: Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la esperanza y de la resurrección de los muertos se me juzga.

Cuando dijo esto, se produjo disensión entre los fariseos y los saduceos, y la asamblea se dividió.

Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos afirman estas cosas.

Y hubo un gran vocerío; y levantándose los escribas de la parte de los fariseos, contendían, diciendo: Ningún mal hallamos en este hombre; que si un espíritu le ha hablado, o un ángel, no resistamos a Dios.

10 Y habiendo grande disensión, el tribuno, teniendo temor de que Pablo fuese despedazado por ellos, mandó que bajasen soldados y le arrebatasen de en medio de ellos, y le llevasen a la fortaleza.

11 A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

 

 

Hechos 22:30- 23:1-11 (NTV)

30 Al día siguiente, el comandante ordenó que los sacerdotes principales se reunieran en sesión con el Concilio Supremo judío. Quería averiguar de qué se trataba el problema, así que soltó a Pablo para presentarlo delante de ellos.

Mirando fijamente al Concilio Supremo, Pablo comenzó: «Hermanos, ¡siempre he vivido ante Dios con la conciencia limpia!».

Al instante, Ananías, el sumo sacerdote, ordenó a los que estaban cerca de Pablo que lo golpearan en la boca. 

Pero Pablo le dijo: «¡Dios te golpeará a ti, hipócrita corrupto! ¿Qué clase de juez eres si tú mismo infringes la ley al ordenar que me golpeen así?».

Los que estaban cerca de Pablo, le dijeron:

—¿Te atreves a insultar al sumo sacerdote de Dios?

—Lo siento, hermanos. No me había dado cuenta de que él es el sumo sacerdote —contestó Pablo—, porque las Escrituras dicen: “No hables mal de ninguno de tus gobernantes”.

Pablo se dio cuenta de que algunos miembros del Concilio Supremo eran saduceos y que otros eran fariseos, por lo tanto, gritó: «Hermanos, ¡yo soy fariseo, al igual que mis antepasados! ¡Y estoy en juicio porque mi esperanza está en la resurrección de los muertos!».

Esto dividió al Concilio —puso a los fariseos contra los saduceos—, 

porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángeles, ni espíritus, pero los fariseos sí creen en todo esto. 

Así que hubo un gran alboroto. Algunos de los maestros de la ley religiosa que eran fariseos se levantaron de un salto y comenzaron a discutir enérgicamente. «Nosotros no encontramos nada malo en él —gritaban—. Tal vez algún espíritu o ángel le habló». 

10 Como el conflicto se tornó más violento, el comandante tenía temor de que descuartizaran a Pablo. De modo que les ordenó a sus soldados que fueran a rescatarlo por la fuerza y lo regresaran a la fortaleza.

11 Esa noche el Señor se le apareció a Pablo y le dijo: «Ten ánimo, Pablo. Así como has sido mi testigo aquí en Jerusalén, también debes predicar la Buena Noticia en Roma».

 

 

___________________________

 

COMENTARIOS

 

Después que el apóstol Pablo, acude a la ciudadanía romana, que prácticamente le salva la vida ya que el capitán de los soldados del imperio lo había mandado a encadenar y golpear, este es soltado, por temor de que estuvieran maltratando a un ciudadano romano, (Hech. 22:27) y lo envía ante los principales de la junta Suprema, para cerciorarse de que, lo estaban acusando; porque la revuelta que había provocado se estaba saliendo de control.


Pablo estando  delante de la junta Suprema, declara ante ellos que su conciencia estaba tranquila ya que lo que había enseñado y compartido venía de parte de Dios y él sólo obedecía, (Ro. 9:1-3 leer) (nuestra propia conciencia nos acusa o nos asegura que no debemos mentir, y es precisamente porque el Espíritu Santo nos convence que estamos en la verdad, Jn. 16:13) en ese mismo momento el sumo sacerdote Ananías, mandó a que lo callen golpeándolo en su boca, por hereje según ellos, (Pablo predicaba sobre la resurrección de los muertos v.6) pero de forma fuerte y corajuda Pablo arremete contra el supremo diciéndole que era un hipócrita y que Dios tomaría venganza sobre ese acto cometido sobre él, (Conforme a la ley judía, ningún acusado podía ser castigado antes de que fuera probada su culpabilidad Lv. 19:15, de forma sorpresiva la historia afirma que poco tiempo después este es asesinado durante la guerra judía, dice Josefo, guerra judía ii,17:9) y le cuestiona diciéndole, porque me agredes si a ustedes no se les está permitido agredir sin ser juzgado por la ley, pero Pablo desconociendo que había insultado al sumo sacerdote, (Se comenta que Pablo no pudo reconocer que era el sumo sacerdote por su vestimenta de acuerdo a su posición, pero, también por el acto cometido hacia él, que demostraba el quebrantar la ley, pero reconoce también que, merecía respeto por lo que representaba, mas no por lo que era como persona, Ananías tenía reputación de ser arrogante, cruel, rapaz, completamente indigno por su cargo, por eso Pablo lo califica como hipócrita) pide disculpa. Prosiguiendo de forma sabia, para evitar que todo el grupo presente se volcara sobre él, echa mano de una verdad doctrinal que antepone a los Saduceos, contra los Fariseos, sabiendo que estos primeros no creían en la resurrección negándola, y los otros no, argumento Pablo que él creía en la resurrección de los muertos. Es de resaltar el calificativo que usa el apóstol en su exposición, con respecto a los presentes, los llama hermanos. (Es evidente que Pablo certifica el amor por su raza, aun cuando éstos pedían su muerte Ro. 9:1-3)

 

La afirmación de Pablo hace que sobrevenga una alta discusión entre los dos partidos (Era obvio que el Sanedrín estaba dividido V.8 leer) enardecidos los ánimos a tal punto, que el comandante romano, manda a traer nuevamente a Pablo al cuartel, temiendo que lo asesinaran V.10

La noche siguiente sucedió algo increíble el mismo Dios en una visión anima a Pablo que siga a Roma, porque Él iba a estar con él en la comisión misionera.

 

Aplicación:

1.- Dios tiene control absoluto de los propósitos que tiene con nosotros y siempre nos mostrará el camino que debemos tomar Hech. 22:30 leer

 

2.- Cuando estoy seguro de quien soy y a que me ha llamado Dios, no hay temor de abrir la boca sino certeza en lo que he creído V.6 leer

 

3.- Dios me ha entregado autoridad para promulgar los principios del reino y estos no son negociables, ante ninguna adversidad V.3

4.- Aún en medio de cualquier circunstancia por la que estuviera pasando, debo recordar que me debo al amor inmerecido de Dios y no a mi capacidad de resolver un conflicto donde yo salga beneficiado y mi semejante no v.1 leer

 

5.-Cuando Dios me ha enviado, tengamos seguro que Él nos guardará de todos nuestros enemigos v.11 leer

 

6.- Predicar el Evangelio de la verdad, confrontará al pecador y le dará la opción divina de arrepentirse y recibir el don de la vida eterna. V.8,9 leer.

 

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

Devocionales

Apoya CBI en Casa

Dios puede obrar extraordinariamente a través de tu generosidad.

Donaciones en línea

Contribuye a seguir extendiendo el evangelio.
De manera sencilla y segura puedes donar en línea.

Otras maneras de dar

01.

Transferencias
Bancarias

A nombre de: IGLESIA CENTRO BÍBLICO INTERNACIONAL– NIT: 900005872-3
Av Villa Cta. Ahorros: 80608383-8
Occidente Cta. Corriente: 80056499-9
Occidente Cta. Ahorros: 80091177-8
Bancolombia Cta. Corriente: 48779996634
Davivienda Cta. Ahorros: 640160493-2

02.

Donación
Presencial

Puedes acercarte directamente a las instalaciones de la iglesia, todos los días de lunes a sábado, 9 am – 5 pm (efectivo o datáfono)

03.

Solicitar
un mensajero

Puedes llamarnos y solicitar un domicilio, que llegará a la puerta de tu casa, escribiéndonos a whatsapp 3012858302 o 3045544313

Suscríbete

¡No te pierdas nuestras novedades!! Puedes recibir de manera automática un correo electrónico y estar enterado de nuestros próximos eventos y actividades.

* No compartimos su información personal con nadie. Mira nuestras Politicas de privacidad para mas información.