LA BONDAD QUE RECONCILIA

Octubre 01 de 2020

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

LA BONDAD QUE RECONCILIA

 

¡Hola mujeres transformadas por el poder del Maestro!

Estamos en tiempos peligrosos donde la gente buena escasea. Ser bueno no está de moda, es lo que la sociedad califica como “personas tontas”; pero Dios nos creó para ser buenas, usando sus preciosas manos, transfiriéndonos de su poder para enfrentar la adversidad sin que nos haga daño y usó su boca para darnos aliento de vida, transmitiendo su bondad para dar lo mejor de lo que nos ha entregado, porque fuimos creadas para tener el carácter de Dios.

Una mujer transformada sabe que Dios nos proporciona el modelo perfecto de la bondad: "Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera"(Génesis 1:31) y el modelo perfecto de la misericordia "Para que seáis hijos de vuestro padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos" (Mateo 5:45).

Hemos sido llamadas por Dios a duplicar en esta tierra donde nos permitió vivir, la bondad que proviene de Él, y que nos permitirá ser útiles al Señor y a la sociedad.

Practicar la bondad con las personas que tenemos cerca, con nuestro círculo de amigos, con nuestros familiares, puede resultar sencillo; pero Dios nos llama a ser buenos en todo tiempo y con todas las personas. Bien Jesús nos enseñó a no pagar mal con mal, sino que, nos insta a devolver bien por mal y a bendecir a los que nos maldicen.

Convirtamos nuestra vida en una montaña de cosas buenas que nos permita ser felices.

 

RETO PARA ESTA SEMANA 

Te desafío a reflejar la bondad de Dios teniendo un acto de cuidado con una persona que te haya herido, te aseguro que tú serás más bendecido que ella.  Quizás tu acto de bondad la lleve a ser confrontada y ser transformada, como tú lo eres, por el Poder de Dios y por el tributo de su misericordia.

No hay nada que sorprenda más a un ofensor, que una actitud de bondad del ofendido. Si Dios hace salir su sol sobre buenos y malos, atrévete tú a alumbrar la oscuridad de un ser humano equivocado.

 

Ap. Juliana Gómez