De Padre eminente a Padre de multitudes.

Noviembre 23 de 2020

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Fecha: Noviembre 23

Título: De Padre eminente a Padre de multitudes.

Texto: Génesis 17:1-8

Haz click aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy…

 

Génesis 17:1-8 (RV’60)

1 Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.

Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.

Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:

He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.

Y no se llamará más tu nombre Abram,[a] sino que será tu nombre Abraham,[b] porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.

Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.

Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.

 

 

Génesis 17:1-8 (NTV)

1 Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció y le dijo: «Yo soy El-Shaddai, “Dios Todopoderoso”. Sírveme con fidelidad y lleva una vida intachable.

Yo haré un pacto contigo, por medio del cual garantizo darte una descendencia incontable».

Al oír eso, Abram cayó rostro en tierra. Después Dios le dijo: 

«Este es mi pacto contigo: ¡te haré el padre de una multitud de naciones! 

Además, cambiaré tu nombre. Ya no será Abram, sino que te llamarás Abraham, porque serás el padre de muchas naciones. 

Te haré sumamente fructífero. Tus descendientes llegarán a ser muchas naciones, ¡y de ellos surgirán reyes!

»Yo confirmaré mi pacto contigo y con tus descendientes después de ti, de generación en generación. Este es el pacto eterno: yo siempre seré tu Dios y el Dios de todos tus descendientes, 

y les daré a ti y a tus descendientes toda la tierra de Canaán, donde ahora vives como extranjero. Será posesión de ellos para siempre, y yo seré su Dios».

 

 

___________________________

 

COMENTARIO

 

Estimado lector:

 

Abram a sus 99 años, 13 años después del nacimiento de Ismael y 24 años de salir de Harán en obediencia por la promesa (Gen. 12:4), Dios se le apareció y le prometió una descendencia (Ex. 6:3), es decir un nuevo comienzo.

 

Dios declaró a Abram que sería Padre de multitudes, y él lo creyó porque sabía que estaba delante de Aquel que todo lo puede, el Shadai (v. 1). Esas palabras de Dios hicieron que Abram en una profunda reverencia creyera y aceptara escuchar la voluntad de Dios (v. 3). Este encuentro le dio a entender que desde ese momento sería otra persona, que tendría un cambio de carácter y propósito.

 

Abram significa padre, y desde ese momento se llamaría Abraham porque sería un padre de multitudes (v. 5). Dios sorprendió al patriarca, diciéndole que haría un pacto eterno con él y con toda tu generación (v. 7). Este Pacto implicó esa gracia recibida por creer en el Salvador y ser su Dios para siempre.

 

Dios le dio la orden a Abram de andar en su presencia y fuera perfecto (v. 1b). La perfección aquí denota ser un hombre de conducta intachable, de buen corazón, apto, dispuesto a ser dirigido, no perfecto. La condición de Dios para nuestra vida no implica, que nosotros podamos por capacidad cumplirlas, sino que por nuestra condición de incapaces las aceptemos para poder alcanzarlas.

 

¿Qué vas a hacer?      ¿Cómo lo vas a aplicar hoy?   ¿En qué área?

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___.

 

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES