LA IDOLATRÍA AÚN EXISTE.

Mayo 07 de 2021

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Fecha: Mayo 7

Título: LA IDOLATRÍA AÚN EXISTE.

Texto: Efesios 5:5

Haz click aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy.

 

Efesios 5:5 (RV’60)

Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

Efesios 5:5 (NTV)

Pueden estar seguros de que ninguna persona inmoral, impura o avara heredará el reino de Cristo y de Dios. Pues el avaro es un idólatra, que adora las cosas de este mundo.

 

Estimado lector:

 

Pablo está exhortando y dando instrucciones a la iglesia de Éfeso de cómo debe vivir en la práctica un cristiano. Pero llama la atención en este pasaje que tres de los pecados que ya había descrito en el versículo 3, los repite nuevamente y es insistente en advertir sus consecuencias. Los dos primeros parecen estar relacionados entre sí: la "fornicación" que viene del término griego “porneia”, del cual viene la palabra "pornografía" y que para la época se refería no solo a tener relaciones fuera del matrimonio, sino a toda inmoralidad sexual como el adulterio, la lascivia, incesto.

 

El segundo pecado “inmundicia”, tiene connotaciones de prácticas sexuales inapropiadas más aberrantes como el homosexualismo o sexo con animales. 

 

El tercer pecado al que se refiere Pablo es la “avaricia”, que lo compara con la idolatría, porque el avaro no adora a Dios sino a sí mismo. En vez de buscar el mejoramiento del reino de Dios, busca el progreso de sus propios intereses, mayormente en lo que concierne el materialismo.

Las anteriores prácticas estaban muy ligadas a los cultos paganos e idolatras de ese tiempo. Eran habituales entre los falsos maestros (2 Timoteo 3:6) y el apóstol Pablo estaba trazando la línea para que los creyentes no cayeran en ellas, ni se dejaran embaucar por estos personajes.

 

En la actualidad la idolatría ocurre en maneras más sutiles (y poderosas) que inclinarse a una estatua. Cuando el sexo se convierte en el enfoque del ser humano se convierte en su dios; cuando el dinero se convierte en el enfoque del ser humano, también se convierte en su ídolo (Mateo 6:24). Los falsos maestros aún existen, reclaman tener conocimiento completo del secreto acerca de Dios o aún peor, creen que “saben” más que Dios (científicos, políticos, personajes de farándula, influenciadores en redes sociales). Estos tipos de personas pretenden redefinir los estándares morales basados en el placer, la autorrealización, la fama y una cultura centrada en el “yo”. Pero por encima de todo esto, los creyentes deben de entender que el estilo de vida de una persona libre de inmoralidad y del amor al dinero revela conocimiento y sabiduría verdadera, que solo es en Cristo Jesús, en el cual tienen como herencia un reino eterno, puro e incorruptible, el Reino de Dios.

 

¿Qué vas a hacer?   ¿Cómo lo vas a aplicar hoy?   ¿En qué área?

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES