NO OLVIDE DE DÓNDE LE SACÓ EL SEÑOR.

Abril 17 de 2021

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Fecha: Abril 17

Título: NO OLVIDE DE DÓNDE LE SACÓ EL SEÑOR.

Texto: Efesios 2:3-5

Haz click aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy

Marcos Witt - Tu Misericordia

 

Efesios 2:3-5 (RV’60)

entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

 

 

Efesios 2:3-5 (NTV)

Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás.

Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto 

que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es solo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)

 

 

Estimado lector:

 

Los versículos de hoy revelan una de las principales razones por las que como creyentes debemos tener GRAN COMPASIÓN y MISERICORDIA por los que aún viven en transgresiones y pecados. Cuando estábamos sin Cristo vivíamos bajo el dominio del “príncipe de la potestad del aire”, es decir, Satanás, cegándonos la mente a la Verdad de Dios. Vivíamos sujetos a nuestra “naturaleza pecaminosa”. Como no habíamos sido REGENERADOS y debido a nuestra condición espiritual, no podíamos entender ni aceptar la Verdad a no ser que actuara la GRACIA de Dios.

 

El apóstol Pablo nos muestra lo que el hombre es por naturaleza y lo que puede llegar a ser por la GRACIA de Dios. El problema cuando el hombre no tiene claro este “diagnóstico” en cuanto a su origen y la gravedad de su situación, es que una y otra vez busca soluciones que se muestran completamente inadecuadas. La muerte a la que se refiere aquí es a la “separación de Dios”. Esto queda bien ilustrado en la parábola del hijo pródigo, cuando en su regreso el padre dice: “este...era muerto, y ha revivido” (Lucas 15: 32).

La fuente de la vida verdadera es Dios, por lo tanto, estar sin Él es estar “MUERTOS” o “AJENOS DE LA VIDA DE DIOS”. UNA ENFERMEDAD RADICAL REQUIERE DE UN REMEDIO RADICAL, y mientras el hombre siga fracasando en reconocer la gravedad de su condición, seguirá optando por remedios superficiales e ineficaces. ¡LA RESPUESTA ESTÁ EN LA GRACIA Y EL AMOR DE DIOS! Recuerde que: Estábamos muertos...y nos ha resucitado con Cristo; éramos esclavos...y nos ha sentado con Cristo en lugares celestiales; nos dio vida juntamente con Cristo y juntamente con Él nos resucitó. Recuerde y tenga siempre presente que todos estos beneficios los recibimos en virtud de nuestra unión con Cristo. Esto es lo que realmente distingue al verdadero cristiano: ¡ESTÁ EN CRISTO!

 

¿Qué vas a hacer?      ¿Cómo lo vas a aplicar hoy?   ¿En qué área?

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES