ONFÍA: DE DIOS SOLO VIENEN BENDICIONES.

Febrero 23 de 2021

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Fecha: Febrero 23

Título CONFÍA: DE DIOS SOLO VIENEN BENDICIONES.

Texto: Génesis 26:12-18

Haz click aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy


Génesis 26:12-18 (RV’60)

12 Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová.

13 El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso.

14 Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia.

15 Y todos los pozos que habían abierto los criados de Abraham su padre en sus días, los filisteos los habían cegado y llenado de tierra.

16 Entonces dijo Abimelec a Isaac: Apártate de nosotros, porque mucho más poderoso que nosotros te has hecho.

17 E Isaac se fue de allí, y acampó en el valle de Gerar, y habitó allí.

18 Y volvió a abrir Isaac los pozos de agua que habían abierto en los días de Abraham su padre, y que los filisteos habían cegado después de la muerte de Abraham; y los llamó por los nombres que su padre los había llamado.

 

Génesis 26:12-18 (NTV)

12 Cuando Isaac sembró sus cultivos ese año, cosechó cien veces más grano del que había plantado, porque el Señor lo bendijo. 

13 Se hizo muy rico, y su riqueza siguió aumentando. 

14 Adquirió tantos rebaños de ovejas y de cabras, manadas de ganado, y siervos, que los filisteos comenzaron a tenerle envidia. 

15 Así que los filisteos taparon con tierra todos los pozos de Isaac. Eran los pozos que habían cavado los siervos de su padre Abraham.

16 Por último, Abimelec ordenó a Isaac que se fuera de la región. «Vete a algún otro lugar—le dijo—, porque te has hecho demasiado poderoso para nosotros».

17 Así que Isaac se mudó al valle de Gerar y allí armó sus carpas y se estableció. 

18 También reabrió los pozos que su padre Abraham había cavado, porque los filisteos los habían tapado después de su muerte, y les puso nuevamente los nombres que Abraham les había dado.

 

Estimado Lector:

La Palabra menciona cómo se cumplió la promesa de Dios a Abraham en Isaac, y cómo lo reafirmó en este último (Gen 26:2-4).  Dios le dijo a Isaac: "no bajes a Egipto, habita como forastero entre los filisteos y te bendeciré". Como respuesta a la obediencia, Isaac recibió la bendición de una cosecha del 100 x 1, volviéndose así muy rico, próspero y poderoso. Esta riqueza llegó a tal punto que despertó la envidia de los propios de esa tierra e incluso del mismo rey Abimelec. Este por temor, le exigió que se fuera de su territorio. En la Palabra no se menciona ningún tipo de reproche o contienda por parte de Isaac, él simplemente emigró, CONFIADO y tranquilo de la promesa de Dios para su vida.

 

Aplicación:

La Palabra nos da Promesas de Vida en cuanto al propósito de Dios para nosotros en este lapso por la tierra. Muestra y afirmación de ello, es la preciosa obra de la Cruz. Por ello debemos estar confiados que Su propósito para nosotros, es loable y trae consigo bendición para ti  y para los tuyos, e incluso para ese prójimo cercano. Así que solo estemos atentos a fortalecer nuestra relación con el Eterno en gloria, nuestro Amado Dios (Padre JHVH, Hijo Jesucristo y el Espíritu Santo)

¿Qué vas a hacer?      ¿Cómo lo vas a aplicar hoy?   ¿En qué área?

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___.

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES