Una marca inamovible del pacto

Noviembre 24 de 2020

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

Fecha: Noviembre 24

Título: Una marca inamovible del pacto.

Texto: Génesis 17:9-14

Haz click aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy…

 

Génesis 17:9-14 (RV’60)

Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.

10 Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros.

11 Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros.

12 Y de edad de ocho días será circuncidado todo varón entre vosotros por vuestras generaciones; el nacido en casa, y el comprado por dinero a cualquier extranjero, que no fuere de tu linaje.

13 Debe ser circuncidado el nacido en tu casa, y el comprado por tu dinero; y estará mi pacto en vuestra carne por pacto perpetuo.

14 Y el varón incircunciso, el que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será cortada de su pueblo; ha violado mi pacto.

 

Génesis 17:9-14 (NTV)

Entonces Dios le dijo a Abraham: «Es tu responsabilidad obedecer las condiciones del pacto. Tanto tú como todos tus descendientes tendrán esta responsabilidad de por vida. 

10 Este es el pacto que tú y tus descendientes deben cumplir: todo varón entre ustedes debe ser circuncidado. 

11 Debes cortar la carne del prepucio como señal del pacto entre tú y yo. 

12 De generación en generación, todo varón debe ser circuncidado al octavo día de su nacimiento. Esto incluye no solamente a los miembros de tu familia sino también a los siervos nacidos en tu casa y a los siervos extranjeros que hayas comprado. 

13 Todos deben ser circuncidados. Llevarán en su cuerpo la marca de mi pacto eterno. 

14 Todo varón que no sea circuncidado será excluido de la familia del pacto por romper el pacto».

___________________________

 

COMENTARIO

 

Estimado lector:

 

La circuncisión que implicaba la remoción del prepucio en el varón era la marca de un pacto. Todos los varones de la casa de Abraham fuesen libres o esclavos, tuvieron que ser circuncidados. Aquel que rechazara el ser circuncidado debía ser borrado del pueblo (V. 14), eso es, morir prematura y misteriosamente.

 

La circuncisión cobró importancia por cuatros aspectos: 1. como muestra de obediencia, 2. marcaba una señal de pertenencia a un pueblo, 3. era una muestra de desprenderse a una vida pecaminosa por la santificación, y 4. existía una connotación de medida higiénica para los hombres. (v. 9-10)

En esa época de Abraham era de vital importancia este acto para poder presentar un culto puro al Dios verdadero.  Esta era la señal de la Iglesia del Antiguo Testamento, como lo es en el nuevo el bautismo, y por lo tanto es llamado el “pacto de la circuncisión”.

 

La circuncisión era una práctica común y regular en el Antiguo Oriente. Pero sólo el Antiguo Testamento la invistió con semejante significado, haciéndola la marca de la posición de Israel en el pacto, “la señal del pacto”. Más adelante, el orgullo convirtió la circuncisión en un símbolo de idolatría, que los hebreos asumían que les garantizaría el favor continuo de Dios. Una vez circuncidados, no había marcha atrás. El hombre quedaba marcado para siempre como judío. (V. 11-14)

 

El significado de la circuncisión está centrado en la sangre, como todo pacto. Así mismo Jesús en un acto de derramarla en la cruz del calvario, nos generó un sello invaluable en lo más profundo de nuestro ser. Esta inicia un proceso de transformación en el creyente, llevándolo a descansar en su promesa y fidelidad, más bien que en su propia carne.

 

¿Qué vas a hacer?      ¿Cómo lo vas a aplicar hoy?   ¿En qué área?

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___.

 

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES