LA LOCURA DEL EVANGELIO DE LA CRUZ

Agosto 09 de 2022

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

LA LOCURA DEL EVANGELIO DE LA CRUZ

https://youtu.be/ZMJCeqna72w

1 Corintios 1: 18 NTV

18 ¡El mensaje de la cruz es una ridiculez para los que van rumbo a la destrucción! Pero nosotros, que vamos en camino a la salvación, sabemos que es el poder mismo de Dios.


Estimado lector

La cruz divide al género humano en los que se pierden o van rumbo a la destrucción, y los que se salvan o van en camino a la salvación. Para el primer grupo, la cruz es una locura, una tontería, estupidez, ridiculez. Para el segundo grupo, es sabiduría y poder. El término poder, viene de la palabra griega “dunamis”, la misma que hace referencia al poder que proviene del Espíritu Santo, descrito en el libro de Hechos de los apóstoles.  Y es únicamente bajo el poder del Espíritu Santo, que se puede entender y recibir este mensaje de la cruz. 

 

El apóstol Pablo fue una prueba fehaciente de esto. Fue vasto en conocimiento y sabiduría humana y religiosa, fariseo de fariseos e implacable frente a la ley. Fue por esto que defendía con su propia vida la causa que creía y perseguía a los que consideraba “traidores” de la fe. Pero fue hasta su encuentro con Jesús y bajo el poder del Espíritu de Dios, que logró entender la verdad del evangelio de salvación que transformó por completo su vida.

 

Frente a esto, el apóstol Pablo resaltó la exhortación de Dios contra quienes se consideran sabios (1 Co. 1:19-20). Esta verdad la respaldó con la cita de Isaías 29:14, donde Dios increpó a los líderes incrédulos de Jerusalén que se consideraban sabios y entendidos.

 

Aplicación Personal:

El juicio de Dios dejará expuestas todas las pretensiones de sabiduría humana no ancladas en Cristo. Solo aquellos que recibimos y creemos en Cristo podremos entender el poder del maravilloso mensaje de la cruz.



¿Qué te dice Dios hoy?

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES