LA PROMESA CUMPLIDA

Junio 22 de 2022

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

LA PROMESA CUMPLIDA

 

Josué 21:13-19

13 Las siguientes ciudades con sus pastizales se les entregaron a los descendientes del sacerdote Aarón: Hebrón (una ciudad de refugio para los que mataban a otra persona por accidente), Libna, 

14 Jatir, Estemoa, 

15 Holón, Debir, 

16 Aín, Juta y Bet-semes; nueve ciudades de parte de esas dos tribus.

17 De la tribu de Benjamín, se les dieron a los sacerdotes las siguientes ciudades junto con sus pastizales: Gabaón, Geba, 

18 Anatot y Almón, cuatro ciudades. 

19 Así que, a los sacerdotes, los descendientes de Aarón, se les dieron un total de trece ciudades con sus pastizales.

 

 

Estimado lector

 

Así dio Jehová a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres. Esta es una conclusión general de la historia.

 

El número total de las ciudades levíticas fue de 48. Es el producto de doce multiplicado por cuatro, un número que denota universalidad. El número significaba la influencia de la enseñanza divina que habría de penetrar en todos los aspectos de la vida de cada tribu.

 

Como los levitas no tenían tierra propia, se sostenían con el diezmo dedicado a Dios (Núm. 18:24).

 

El orden de Dios es perfecto. Cada territorio ordenado para cada tribu demuestra que Jehová es justo porque no desprotegió en ningún sentido a ninguno de su pueblo.

 

Las promesas de Dios se cumplen y las verás en tu vida.

 

Así como el pueblo de Israel, hoy te invito a recordar todas las promesas que has visto que se cumplieron en tu hogar, y las que aún no han llegado, porque cuando la noche es más oscura, es cuando pronto amanecerá y verás tu promesa.

 

 

 

¿Qué te dice Dios?

 

¿Qué vas a hacer? ¿Cómo lo vas a aplicar hoy? ¿En qué área? 

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___. 

 

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES