Devocional

Devocional.

Viernes, 23 de Febrero


Soplo que va y no vuelve

Salmos 78.32-39



VERSIÓN REINA VALERA 95

32 Con todo esto, volvieron a pecar y no dieron crédito a sus maravillas. 33 Por tanto, hizo acabar sus días como un soplo y sus años en tribulación. 34 Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios; entonces se volvían solícitos en busca suya, 35 y se acordaban de que Dios era su refugio, que el Dios Altísimo era su redentor. 36 Pero lo halagaban con su boca, y con su lengua le mentían, 37 pues sus corazones no eran rectos con él ni permanecieron firmes en su pacto. 38 Pero él, misericordioso, perdonaba la maldad y no los destruía; apartó muchas veces su ira y no despertó todo su enojo. 39 Se acordó de que eran carne, soplo que va y no vuelve.



VERSIÓN DIOS HABLA HOY

32 A pesar de todo, volvieron a pecar; no creyeron en las maravillas de Dios. 33 Por eso Dios puso fin a sus vidas como si fueran un suspiro y en medio de un terror espantoso. 34 Si Dios los hacía morir, entonces lo buscaban; se volvían a él y lo buscaban sin descanso; 35 entonces se acordaban del Dios altísimo que los protegía y los rescataba. 36 Pero con su boca y su lengua le decían hermosas mentiras, 37 pues nunca le fueron sinceros ni fieles a su alianza. 38 Pero Dios tenía compasión, perdonaba su maldad y no los destruía; muchas veces hizo a un lado el enojo y no se dejó llevar por la furia. 39 Dios se acordó de que eran simples hombres; de que eran como el viento, que se va y no vuelve.